lunes, 20 de agosto de 2007

La experiencia en el arte

La vivencia de experiencias distintas es absolutamente crucial en la vida de una persona. No me refiero a una experiencia artística, sino a la más cotidiana; el amor, la amistad, la muerte. Vivir éstos elementos, y muchos otros, en multitud de facetas, sin duda alguna, nos enriquece.
Ayer mismo hablaba con un gran amigo de la importancia que tiene ésto en la creación artística. La edad limita, ya no sólo en cuanto a madurez, en comprensión de posturas humanas. Limita la cantidad de experiencias sentidas independientemente de la intensidad de las mismas. Mi amigo se refería concretamente a la literatura. Todos los personajes de una novela tienen algo del autor, de lo contrario, éste no podría saber todo acerca de ellos. Para crear situaciones distintas y muchas veces contrapuestas, es necesario haber vivido y sentido muchas de ésas situaciones. Ésta es a mi parecer, la única forma que tiene un escritor de controlar su obra.
Recuerdo algo que me dijo mi profesora de piano cuando yo era pequeño, trató de explicarme que a medida que creciera y pasaran los años me iría enriqueciendo. Concretó que todas mis experiencias personales tendrían su proyección en la interpretación.
Es realmente fantástico observar como el hombre es un ser totalmente maleable. Como, la mayoría de nuestros actos, hasta los más impulsivos, tienen alguna causa en la mayoría de los casos desconocida o simplemente olvidada. Todo ésto hace que el análisis de algo sea extremadamente complicado y frustrado.

2 comentarios:

Álvaro Fernández Magdaleno dijo...

Tienes toda la razón.
Un saludo.
Álvaro

rosae dijo...

Querido Roberto, en el arte hay una corriente que se llama expresivismo en la cual el autor, artista o lo que es lo mismo la fuente de la obra trata de "contagiar" su sentimiento al receptor de tal obra pero en ocasiones consigue lo contrario, con lo cual en el mundo del arte hay que tener en cuenta las intenciones no solo del artista sino tambien de la obra, objeto o artefacto.
1 abrazo
rosae