miércoles, 18 de julio de 2007

"Sobre lo inmediato"

(...)
Pero aquí sólo hay un trozo de la vida, cotidiana y sorprendente, que se exhibe a sí misma, en este momento, y aquellos hombres con la mirada embelesada, como ausente o mirando más allá, porque no son ellos lo que está presente, sino un trozo de la vida que les asombra, y que devocionan. (...) Y pienso que lo bueno de los viajes es dejarse sorprender por lo desconocido. LO desconocido de uno mismo.
Luis M. Mansilla

4 comentarios:

Nuria. dijo...

creo que nunca acabaremos conociendonos a nosotros mismos y mucho menos a los que nos rodean.Podremos tener una ligera opinión pero nunca sabremos como somos, como son... cada persona es un mundo...cada persona es imprevisible...es como la música, esperas que llgue la cadencia, pero no llega...no llega... te crea incertidumbre... tensión...

un bsooooo enormeeeeeeeeeeeee

Érebo dijo...

No quieras que tu cadencia resuelva pues después de "carpe diem", está "memento mori".

Cuando el Cordero abrió el séptimo sello, se hizo un silencio en el cielo…

Más vale saber de ajedrez.

Anónimo dijo...

chico érebo, q raro hablas! q coño quieres decir?

érebo dijo...

Que hay una línea sutil entre lo que quieres decir y lo que realmente dices. Y que cada frase se puede interpretar de mil formas. Chico anónimo, ¿quién eres?