sábado, 25 de octubre de 2008

De vuelta

Antes de nada, pido disculpas por dejar de escribir en el blog.

Porque, a veces, la voluntad no es suficiente para realizar algo. Simplemente, porque hay cosas que si no salen de dentro, no tiene sentido hacerlas. Y no es una actitud vaga sino que, en muchos casos, no es el momento. 

En julio fui a Grecia con mis padres. A finales de septiembre regresé a Londres, de nuevo solo. Entre medias un encuentro excepcional y un reencuentro inmejorable.

El libro que más me ha marcado este verano ha sido Un cuarto propio, de Virginia Woolf. Una conferencia que dio la escitora británica en 1929 sobre las mujeres y la novela. Absolutamente maravilloso. 

De momento, ésto es todo.

"La soledad tiene el peculiar y original poder de no aislarnos sino de proyectar toda nuestra existencia hacia fuera, hacia la vasta proximidad de la presencia de todas las cosas"

Extraído de Paisaje creador: ¿por qué permanecemos en provincia?, de Martin Heidegger.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

"La virtud más hermosa del mundo es la verdad, lo único que el tiempo, que todo lo quita, llega a ofrecer cuando, al final de todo, la verdad termina por ser descubierta por el tiempo"

Esta es tu verdad, es lo que al final te quedará a tí, o mejor, es lo que al final quedará en tí (y si me permites, inevitablemente también algo en mí...)

"Esto" es tuyo...

Diego Fernández Magdaleno dijo...

Me alegra mucho que vuelvas a escribir. Ya lo sabes.
Besos,
Diego

poltergeist dijo...

I have tagged you!
http://opera-poltergeist.blogspot.com/2008/10/tagged.html

Pascu dijo...

Animo con el blog, Roberto. Aunque hayamos perdido el contacto, he echado en falta que actualizaraas tu siempre interesante blog. Un abrazo, y cuídate.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

A veces, después de un silencio, las palabras nos agarran a la vuelta de cualquier esquina y ya no nos sueltan.